Tijuana, Baja California.- Un amparo concedido por un juzgado federal estaría frenando, al menos por el momento, las intenciones del gobernador Jaime Bonilla Valdez, de expropiar parte del Club Social y Deportivo Campestre de Tijuana, lo que podría representar otro revés legal a su administración.

Según el mandato otorgado por el Juzgado Quinto de Distrito en materia de Amparo y Juicios Federales en el Estado de Baja California, con sede en Tijuana, ninguna orden del Jefe del Ejecutivo estatal podría confiscar los inmuebles que conforman este club deportivo.

Los solicitantes del Juicio de amparo 196/2021 manifestaron que el 12 de marzo pasado, tres personas se presentaron en las instalaciones del Campestre quienes se identificaron como funcionarios estatales con unos chalecos que llevaban la inscripción del “Gobierno de Baja California”, dijeron ser los comisionados en tomar las instalaciones por orden del Gobernador y que necesitaban obtener fotografías del inmueble. Se les pidió información específica de lo que se referían, señalando, que ellos sólo actuaban por instrucciones superiores.

Como prueba además presentaron una videograbación donde el propio Bonilla en una de sus transmisiones por Facebook, el 25 de enero, afirma haberle dado instrucciones a su secretario general de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano, para que analice las formas para “recuperar los pulmones de Tijuana”, refiriéndose al Club Campestre.

Facebook Comments

GRACIAS A TU DONATIVO PODERMX SIGUE SIRVIENDO A LA COMUNIDAD.