Tropas del 11 Regimiento de Eliminación de Artefactos Explosivos se apresuraron al Hospital de Real Gloucester para desactivar un proyectil de mortero de 57 mm de diámetro y 170 mm de longitud extraído por médicos del recto de un hombre.

El personal del Hospital Real de Gloucestershire se llevó la sorpresa de su vida cuando un hombre de la localidad se presentó con un dolor considerable. Cuando se le preguntó dónde le dolía, el caballero anónimo, como era de esperar, indicó hacia su región anal.

Cuando los médicos empezaron a investigar, descubrieron un objeto extraño alojado en el recto del hombre ¡Y vaya qué objeto era!

El hombre era un entusiasta militar que encontró el obús mientras limpiaba, pero de acuerdo a su propio testimonio, resbaló y cayó sentado sobre el proyectil, quedándole alojado en el recto

Fire in the Hole!

Los médicos no podían dejar la munición de artillería en el trasero del hombre. Pero aquí está el problema: tampoco podían saber si la cosa estaba a punto de volar el recto del hombre y todo lo demás en un radio de 50 pies.

Entonces, naturalmente, el hospital llamó a las autoridades correspondientes.

Una bala de cañón insertada en el agujero anal de alguien está un poco fuera del alcance de las operaciones policiales habituales. Como tal, la policía a su vez se puso en contacto con el 11º Regimiento de Eliminación de Artefactos Explosivos del Real Cuerpo de Logística del Ejército Británico.

Mientras los expertos en bombas iban en camino, los médicos se concentraron en sacarle el proyectil al pobre hombre. En lo que solo podemos imaginar fue una operación muy cuidadosa, sacaron el “arma de destrucción de massiva”.

Un portavoz del Gloucestershire Hospitals NHS Foundation Trust dijo: “Podemos confirmar que la policía y el equipo de eliminación de artefactos explosivos (EOD) asistieron ayer al Gloucestershire Royal Hospital.

“Al igual que con cualquier incidente relacionado con municiones, se siguieron los protocolos de seguridad pertinentes para garantizar que no hubiera ningún riesgo para los pacientes, el personal o los visitantes en ningún momento”.

El paciente fue dado de alta del hospital y se espera que se recupere por completo, siempre y cuando no vuelva a tropezar y caiga sobre más proyectiles de artillería.

Facebook Comments

GRACIAS A TU DONATIVO PODERMX SIGUE SIRVIENDO A LA COMUNIDAD.