CENTRO: Renovarse o morir

Queriendo y no, el tema del inminente aumento al transporte público no se ha podido zafar de las tribunas de radio, de las charlas de los cafés chinos y de las señoras en los paraderos de nuestro Mexicali. Y es que ya sabemos que le van a subir; lo que no sabemos es qué pretexto pondrán ahora para hacerlo.

Por una parte los concesionarios del transporte público, argumentan que el combustible, las refacciones y demás insumos han aumentado su costo de manera abrumadora, cosa que es cierta. Por la otra están los usuarios del transporte, quienes están entre seguir usando los ya conocidos camiones de las diversas rutas, o de plano comprarse una bicicleta, o de plano organizarse y viajar en “carro sardina”.

Lo cierto es que cada vez el transporte público de Mexicali va dejando de ser una opción para la fuerza laboral de nuestra capital bajacaliforniana, y la culpa de eso no la tienen únicamente los concesionarios. Muchos dueños de camiones han vivido de este oficio desde hace décadas e incluso la han heredado a sus hijos, pero la forma de trabajar no ha cambiado mucho, con los mismos errores y aciertos.

Recuerdo en mis tiempos de estudiante, cuando vivía en una colonia sin pavimento, que la única forma de llegar a casa sin dejar enterrados los zapatos, era el camión “Flores Magón”. Era una aventura tanto para el camionero como para el pasaje cruzar el lodazal a bordo del gigante de lámina color verde con blanco, sorteando agujeros, charcos y arcilla. No recuerdo a algún chofer que dijera “hasta aquí llego señores”.

Entonces el camión pasaba a la hora que quería, lleno, sucio y casi desarmándose de las altas velocidades que tenía que tomar para llegar a tiempo a la terminal y con la mayor cantidad de boletos vendidos. Treinta años después las cosas no han cambiado mucho, pese a que el motivo para aumentar el boleto ha sido durante años el mismo y las promesas también: mejoraremos el servicio y las condiciones de nuestras unidades.

Hoy esperamos los resultados del famoso estudio mandado a hacer al Colegio de Economistas de Baja California, que muy probablemente nos dirá de a cuánto será el ramalazo (el aumento). Ojalá sus conclusiones incluyan también alternativas para que no sea el usuario final el que como siempre, termine pagando la falta de creatividad de nuestros gobiernos y nuestros empresarios.

Y ojalá alguien me pueda responder: ¿Por qué no se le paga por día y no por boleto vendido, al chofer del transporte público para evitar que se vaya matando por tener la mayor cantidad de pasaje en el menor tiempo posible?

De campañas y otras vaciladas

Todavía no empiezan formalmente los candidatos a pedir el voto de los ciudadanos en México y ya se están tirando con todo. Bueno, ya hasta la PGR está siendo parte en esta ruta electoral que se antoja para ser de las más cochinas de la historia en nuestro país.

¡Y para todos hay! Hasta el momento ninguno  ha despuntado como “el menos peor”, de acuerdo a lo que dice la gente, el populacho, el malicioso pueblo o los de a pie, como usted quiera decirles.

Por una parte Andrés Manuel López Obrador, candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), por tercera ocasión quiere ponerse la Banda Presidencial…la de a de veras, no la que se puso aquella vez que se proclamó Presidente Legítimo.

Mientras tanto el panista Ricardo Anaya Cortés, de la Coalición por México al Frente, trae a las autoridades investigadoras encima, por un caso de lavado de dinero que oportunamente salió a la luz pública luego que tomara protesta como candidato oficial.

Y el camino electoral de José Antonio Meade Kuribeña no es precisamente miel sobre hojuelas. Por una parte ha presumido de su chamba con el PAN y luego con el PRI, pero por otra parte recibe críticas y cuestionamientos de ambos lados. No ha faltado incluso quien diga que lo van a bajar en cualquier momento para poner a un relevo. Yo en lo personal no creo que esto suceda.

¡Si la cosa sigue así, el primer debate de candidatos a la Presidencia va a ser ante un juez!

Pero para peleas no nos vayamos tan lejos. Aquí en Baja California nuestros candidatos no venden piñas, como dijera Don Eugenio…pero de eso vamos a platicar en el siguiente espacio.

De todo y cosas importantes

Felicidades a la UABC por haber cumplido sus primeros 61 años de existencia. Como siempre, a los bajacalifornianos nos hace sentir orgullosos de tener una universidad de ese nivel.

Gracias a Francisco Mendoza y a Paloma Fimbres, así como a todo el Patronato, personal administrativo y operativo del programa DARE por el reconocimiento que ha hecho a PoderMX y a Primera Voz, por su apertura a la promoción de acciones preventivas en nuestra comunidad. Como medio de comunicación y ciudadanos, mal hariamos en no hacerlo.

Y antes de despedirme les invito a que me acompañen cada mañana de 8:00 a 10:00 horas por la señal 820 am de ABC Radio, en mi noticiero Primera Voz. Muchas gracias por leer, compartir y sobre todo opinar.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.