Descalificaciones y poca propuesta en el segundo debate de candidatos a Alcaldes

El debate donde se esperaban propuestas serias sobre la seguridad y la transparencia gubernamental, se fue a la acusación y a la descalificación. Los señalamientos se dieron entre Marina del Pilar Ávila Olmeda (MORENA), Gustavo Sánchez Vásquez (PAN) y Elvira Luna Pineda (PBC), en tanto que las iniciativas estuvieron más de lado de Guadalupe Gutiérrez Fregozo (PRI), Jaime Dávila Galván (PRD) y Gerardo Aguíñiga (MC).

A Marina, abanderada de la Coalición Juntos Haremos Historia en Baja California, la acusaron de inexperiencia e incapacidad, y de haber recortado millones de pesos del tema de seguridad para Mexicali cuando fue diputada federal. A Gustavo le acusaron de dar contratos leoninos a sus amigos, apoyar a Jaime Rafael Díaz Ochoa durante su administración y por ello no actuar en su contra en el caso Racota; a Elvira de ser ruin y despreciable por juzgar la apariencia física de Marina.

Aguíñiga propuso cambiar de esquemas y modificar los modelos ambiguos, y remarcó la sobreexplotación del acuífero de la región, en tanto que Gutiérrez Fregozo puso por delante la experiencia comprobada y la capacidad para administrar con transparencia y eficiencia un municipio. El más conciliador, Jaime Dávila Galván, se dedicó a las propuestas y a la presentación de acciones realizadas durante su campaña hasta la fecha.

En el inicio del encuentro realizado en las instalaciones del Cetys Universidad, moderado por los periodistas Rosa María Méndez y Armando Nieblas, se tocó el tema del arrendamiento de patrullas para la vigilancia en Mexicali, donde la mayoría de los participantes estuvieron a favor, salvo Marina del Pilar, quien insistió en revisar el proceso.

Afuera, en las esquinas cercanas, mujeres y hombres con banderas de los partidos presentes en el encuentro vitoreaban a sus favoritos, mientras que elementos de la Policía Municipal recorrían la calzada Cetys cuidando del orden.

Destacó las declaraciones de Ávila Olmeda señalando que gracias a sus gestiones se había logrado avanzar en la construcción futura de uno de los puentes necesarios para mantener vigente al Centro Histórico de Mexicali, que después fue desmentido por Sánchez Vásquez, quien indicó que su administración fue la que hizo el trabajo por obtener el proyecto aprobado.

La presencia de Mario Delgado, coordinador de los diputados de MORENA en el Congreso de la Unión, quien ha estado presente en la campaña de Marina en diversas fechas, fue también cuestionada por Elvira Luna. Su sueldo es pagado en parte con dinero de los mexicalenses y exigió una investigación para definir si los viajes a Mexicali eran o no pagados con recursos públicos. Marina minimizó la crítica; por el contrario dijo que la presencia del legislador era una muestra del apoyo que tendría Mexicali de ganar ella.

Tiros al aire

Marina mostró imágenes de una patrulla donde supuestamente se transportaba propaganda de Eva María Vásquez, aunque Gustavo precisó después que se trataba de una foto tomada cuando la hoy candidata era diputada y acababa de hacer una donación al programa DARE. También acusó a Gustavo de ser comparsa de Jaime Díaz, su antecesor, lo cual también fue descartado por el hoy Alcalde  con licencia.

Marina del Pilar fue acusada de mentir al señalar al director del Comunicación Social del 22 Ayuntamiento de Mexicali, Alfredo Vega Valencia, en un supuesto contrato firmado entre Jaime Díaz y el Despacho Sánchez Aguilar y Esquer en donde firman como testigos Saúl Martínez y Alfredo Vega , actuales Tesorero y Director de Comunicación Social municipales .

El mismo Vega Valencia, anoche, lamentó que se incurra a documentos falsos y mentiras ante la falta de propuestas de la candidata de Morena e invitó a mostrar para su validación dicho documento.

Reiteró que todo contrato de las diversas áreas municipales se puede consultar en el portal de transparencia en el maco de apertura y lineamientos marcados por el actual Ayuntamiento de Mexicali.

Dávila Galván insistió en la propuesta. Pidió a los otros cinco candidatos acoger su intención de convertir en un gigantesco pulmón las hectáreas comprendidas en los terrenos del ferrocarril.

En su oportunidad Gustavo cuestionó el recurso destinado a Mexicali e insistió en la inexperiencia.

“Yo no tengo la experiencia en hacer de Mexicali la ciudad con el transporte público más caro de todo Latinoamérica”, arremetió Ávila Olmeda en su última participación.

“El primer acto de corrupción es aceptar un cargo para el cual no tienes las capacidades necesarias”, insistió Luna Pineda, quien llamó a la población a votar para que “no regresen los Panchitos con Morena ni los compadres con Gustavo”. Y  cuestionó que los corruptos tengan como sanción una terapia.

 

Comentarios

comentarios

Comments are closed.