El gobierno de Afganistán perdió el control del país luego de que el grupo talibán se apoderara de la capital Kabul y del Palacio Presidencial, ocasionando que el presidente Ashraf Ghani saliera huyendo de esa nación por temor a ser asesinado. En cuestión de días el grupo extremista podría declarar al país como “Emirato Islámico de Afganistán”.

 Tras la caída del gobierno ahora miles de  personas  intentan por todos los medios salir de Kabul principalmente mujeres y niñas por temor a que se vuelva a radicalizar es Islam en la región, quitándoles todos los  derechos que habían ganado mientras el país fue gobernado de manera democrática. Taliban se apodera de Kabul

Para ayudar a la evacuación de ciudadanos y foráneos  el gobierno de Estados Unidos envió mil tropas adicionales encargadas de resguardar la seguridad en el aeropuerto internacional aunque el grupo talibán dijo que no obstruirá la salida de los extranjeros principalmente los norteamericanos pues prefiere no tener presencia de ciudadanos estadounidenses.

A pesar de la disponibilidad de ayuda por parte de otros gobiernos que facilitan visas de emergencia para los afganos, el caos no ha podido ser controlado en el único aeropuerto abierto del país por lo que muchas aerolíneas están evitando pasar por ese territorio.Cae el gobierno Afgano

¿Qué pasará ahora en Afganistán? 

Mucho es el temor de que el país; que por los pasado 20 años vivió en una tensa calma luego de la intervención militar de Estados Unidos y sus aliados, vuelva a radicalizarse ahora que es gobernado por militantes del talibán,  lo que muchos consideran como una catástrofe para ellos y su territorio que han visto prosperar en las más de dos décadas que estuvieron expulsados los talibanes y en donde se vio prosperidad con la construcción de modernos edificios, la  vida comercio y las escuelas llenas en donde las niñas tienen  la libertad de asistir a clases  ya que bajo las reglas del Islam estaba totalmente prohibida la educación para el sexo femenino. 

Un portavoz islamí dijo a medios internacionales que pretenden que el cambio de gobierno se lleve a cabo de manera pacífica, garantizando los derechos de los ciudadanos que se queden en su  territorio y que no habría represalia contra policías o políticos. Acciones que dan tranquilidad a la comunidad internacional aunque en realidad el futuro es incierto pues muchos temen que termine la luna de miel y todas las ciudades regresen veinte años atrás cuando la única religión y ley a seguir era el Islam. 

Facebook Comments