Inicia la Cuarta Transformación; Andrés Manuel López Obrador ya es Presidente

Inicia la Cuarta Transformación. Andrés Manuel López Obrador es desde hoy Presidente de México número 64, luego de que tomara protesta ante el Congreso de la Unión, desde donde pidió impulsar un nuevo comienzo para la nación, perdonando lo cometido por sus antecesores y enfocándose así en el porvenir.

“Propongo al pueblo de México que pongamos un punto final a esta horrible historia y mejor empecemos de nuevo, en otras palabras, que no haya persecución de los funcionarios del pasado y que las autoridades encargadas desahoguen en absoluta libertad”, expresó el Primer Mandatario, quien propuso convertir la honestidad y la fraternidad en forma de vida y de gobierno.

Resumió su propuesta de nación en esta frase: “Acabar con la corrupción y con la impunidad”, dijo en su mensaje, el primero ya como Presidente. Antes, agradeció al presidente saliente, el priista Enrique Peña Nieto, sus atenciones, “pero sobre todo le reconozco el hecho de no haber intervenido como lo hicieron otros presidentes en las pasadas elecciones presidenciales”. Así empezó su mensaje, muy conciliatorio, pero que después se derramó en críticas al neoliberalismo ya las políticas federales que le antecedieron.

Ante mandatarios y representantes de distintos países, prometió hacer a un lado la hipocresía neoliberal. “Hoy no solo inicia un nuevo gobierno, hoy comienza un cambio de régimen político. A partir de ahora se llevará a cabo una transformación pacífica y ordenada pero al mismo tiempo profunda y radical porque se acabará con la corrupción y con la impunidad que impiden el renacimiento de México”, expresó ante un Congreso que se convirtió en un foro de expresión de seguidores de López Obrador que le vitorearon, y sus detractores, quienes le exigieron no perdonar a los corruptos y cumplir sus promesas de campañas.

“No es mi fuerte la venganza”: AMLO

La postura más cuestionada no sólo por los representantes populares presentes en el primer día del nuevo gobierno, sino también por la opinión pública de toda la nación, se hizo presente en la ceremonia republicana. “Esta nueva estepa la vamos a iniciar sin perseguir a nadie, porque no le apostamos al circo y a la simulación”, expresó el Presidente entrante.

En mensaje de López Obrador duró una hora con 20 minutos,

Y explicó: “Queremos regenerar de verdad la vida pública de México, además siendo honestos como los somos, si abrimos expedientes dejaríamos de limitarnos a buscar chivos expiatorios como se ha hecho siempre, y tendríamos que empezar con los de mero arriba tanto del sector público como del sector privado. No habría juzgados ni cárceles suficientes, y lo más delicado, lo más serio, meteríamos al país en una dinámica de fractura, conflicto y confrontación y ello nos llevaría a consumir tiempo, energía y recursos que necesitamos para emprender la regeneración radical”.

“No es mi fuerte la venganza y que si bien no olvido, sí soy partidario del perdón y de la indulgencia”, expresó López Obrador desde la máxima tribuna de la nación. Una parte de los legisladores presentes comenzó entonces a contar desde el 1 al 43, en recuerdo a los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa. También se extendieron lonas y se gritó “¡Ni perdono ni olvido!”

E inmediato balanceó: “Se pueden castigar los errores del pasado pero lo fundamental es evitar los delitos del porvenir” y propuso la creación de una Comisión de la  Verdad para castigar los abusos de autoridad y atender asuntos como los de Ayotzinapa y así “que se castigue a los que resulten responsables pero que la Presidencia se abstenga de solicitar investigaciones en contra de los que han ocupado cargos públicos o se hayan dedicado a hacer negocios durante el periodo neoliberal”, insistió.

La economía neoliberal, un desastre

López Obrador confirmó la propuesta de crear una ley para convertir a la corrupción en delito grave. “Me comprometo a no robar y a no permitir que nadie se aproveche de su cargo y de su posición para hacer negocios al amparo del poder público. Eso aplica para amigos, aplica para compañeros de lucha y familiares”, expresó.

Luego de criticar la esencia y efectos de la era del neoliberalismo, el Presidente de la República insistió en que la cuarta transformación va más allá de un asunto retórico. “Estos postulados se sustentan en que la convicción de que la crisis de México se originó no solo por el fracaso del modelo económico neoliberal aplicado en los últimos 36 años sino también por el predominio en este periodo de la más inmunda corrupción pública y privada”.

“Nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes y de la pequeña minoría que ha lucrado con el influyentismo. Esa es la causa principal de la desigualdad económica y social y también de la inseguridad y de la violencia que padecemos”, sostuvo.

Me canso, ganso

Andrés Manuel López Obrador expuso que luego de ser un país autosuficiente, México se ha convertido en la nación que más importa maíz en el mundo; el poder adquisitivo se deterioró en el 60% y el salario de los mexicanos es de los más bajos del planeta; hay el doble de enfermos de diabetes en comparación con países de América Latina y el nuestro es el segundo país del mundo con mayor migración, con 24 millones de mexicanos viviendo en Estados Unidos, además de ocupar uno de los primeros lugares del mundo en inseguridad.

Al señalar que muy pronto, habrá mejores costos de combustibles para todo México, legisladores de oposición le exigieron a gritos que el precio bajara a partir de hoy. López Obrador interrumpió su mensaje y les respondió: “Ahora resulta que los que aumentaron el precio a las gasolinas están pidiendo que baje. Hago el compromiso responsable que pronto, muy pronto…va a bajar el precio de la gasolina y de todos los combustibles”.

Adelantó que tanto el Tren Maya y el Nuevo Aeropuerto en la base de Santa lucía, en tres años estarán funcionando. “Me canso ganso”.

Además, ratificó, a partir del el primero de enero en vigor la zona libre en la frontera con Estados Unidos, franja de 25 kilómetros de ancho, y así será la zona libre más grande del mundo, donde se cobrará lo mismo de impuestos y  costarán igual los energéticos que del otro lado.

También ratificó que se cancelará la reforma educativa, se creará el Instituto Nacional par ala Atención de los Pueblos Indígenas y se gastará un 50% menos el gasto de publicidad del gobierno, entre otras acciones de austeridad, como la eliminación de los los 8 mil elementos del Estado Mayor para el cuidado del presidente y los 3 mil destinados al espionaje, quienes pasarán a formar parte de la Guardia Nacional.

La que fuera la residencia oficial de Los Pinos, ya se abrió al público y se integrará al bosque de Chapultepec par convertirse en espacio para el arte y la cultura.

No tengo derecho a fallar

“Estoy preparado para no fallarle a mi pueblo….ahora que venía para acá se emparejó un joven en bicicleta y me dijo: tú no tienes derecho a fallarnos y ese es el compromiso que tengo con el pueblo: no tengo derecho a fallar”, destacó casi al final de su mensaje.

“Estoy consciente de la gran expectativa que existe entre los mexicanos…pero estoy optimista y creo que vamos a salir bien, vamos a enfrentar bien los grandes problemas nacionales porque creo en el pueblo y en su cultura”, insistió.

El Presidente de la República emanado de MORENA, confirmó, como lo dijo en campaña, que no se reeligirá y se someterá a la revocación del mandato a través de una  consulta a realizar en dos años y medio.

“Gobernaré con entrega total a la causa pública, dedicaré todo mi tiempo, imaginación y esfuerzo a recoger los sentimientos y a cumplir con las demandas de la gente, actuaré sin odios, no le haré mal a nadie, respetaré las libertades, apostaré siempre a la reconciliación y buscaré que entre todos u por el camino de la concordia logremos la cuarta transformación de la vida de México”, prometió Andrés Manuel López Obrador en su mensaje de una hora y 20 minutos, que concluyó con tres “¡Viva México” y el canto del Himno Nacional Mexicano.

 

Comentarios

comentarios

Comments are closed.