Miles marchan contra ‘Kiko’; exigen pago a maestros jubilados y activos

Miles de personas llenaron la explanada de los Tres Poderes, exigiendo la salida del Gobernador de Baja California.

Miles de trabajadores de la educación, sindicatos y miembros de la sociedad civil, marcharon esta mañana de miércoles al Centro Cívico para exigir “¡Fuera Kiko!”. Es la segunda ocasión durante la gestión de Francisco Vega de Lamadrid en la que el descontento toma las calles y la explanada del Centro de Gobierno; la primera por el alza a los precios y servicios, y esta, la segunda, por la falta de pago a sus trabajadores y jubilados.

La protesta de octubre del 2017, contra “Kiko” Vega y los incrementos.

Hace dos años, mexicalenses lejos de insignias, partidos políticos y órdenes sociales, exigieron la salida del Gobernador de Baja California, luego del golpe a la economía doméstica con alzas a combustibles, hidrocarburos, suministro de agua, reemplacamiento y otros. Hoy la principal bandera es la solidaridad con el sector más vulnerable del magisterio: los trabajadores jubilados y pensionados, cuya supervivencia depende del pago mensual que reciben y que por segundo mes no han tenido con oportunidad.

El contingente de maestros de la Sección 37, hoy, rumbo al Centro Cívico.

Pero las exigencias de pago se van sumando. No han recibido pago y/o aguinaldo trabajadores de confianza del Gobierno del Estado, del Poder Judicial, agentes de la Policía Ministerial del Estado y de la Estatal Preventiva; profesores del Colegio de Bachilleres, entre otros.

La falta de pago al menos para los docentes, pudiera resolverse este viernes, según lo revelado ayer por la secretaria general de la Sección 37 del SNTE, María Luisa Gutiérrez Santoyo, pero la solución estaría condicionada a la comprobación del gasto ejercido por el Ejecutivo estatal en este 2018 y a la aplicación los candados necesarios para que el recurso que se adelante, no sea usado en otros rubros.

Agrupaciones de la sociedad civil se unieron a la protesta.

Hoy dos contingentes se unieron. El encabezado por el Sindicato Estatal de Trabajadores de la Educación (SETE), acompañado de otros organismos y agrupaciones sociales, que partió de la glorieta Vicente Guerrero, y el de los maestros de la 37 del SNTE, que salió del FEX, pero la exigencia era la misma: el pago inmediato de los compromisos pendientes y que la crisis generada por situación no se vuelva a repetir.

A partir de mañana se ha convocado a un paro general en todos los niveles educativos en Baja California, y a la liberación de las casetas de cobro de carreteras en toda la entidad.

Con información de Alejandro García.

 

Comentarios

comentarios

Comments are closed.