Ciudadanos de Mexicali y Tijuana llenaron este mediodía la oficina del subprocurador de justicia en la capital del Estado, Fernando Ramírez Amador, con la finalidad de resolver una serie de denuncias y casos que en las recientes semanas han interpuesto personas de ambas ciudades.

Alrededor de las 12:00 horas de este miércoles, miembros de Mexicali Resiste; Por Justicia y Dignidad, grupo de Tijuana; y ciudadanos sin afiliación a ninguna agrupación, acudieron al edificio que alberga la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) en donde buscaban entrevistarse con la titular, Perla del Socorro Ibarra. Sin embargo, ante la ausencia de ella, el diálogo se entabló con el subprocurador.

Un tensa sesión se realizó entre ambas partes por más de una hora, ya que originalmente el encuentro era para abordar el tema (ya grave en sí mismo) de la señora Zoila Aguilar, madre de la menor que fue abusada sexualmente y que por decisión del juez del Nuevo Sistema el autor del delito fue liberado luego de pagar una fianza de solo 5 mil pesos. Sin embargo, el encuentro desembocó en reclamos de todas las denuncias que se han interpuesto en lo que va del 2017.

Ante la inoperancia de la que acusan a la PGJE, los miembros de Mexicali Resiste y Por Justicia y Dignidad señalaron la irresponsabilidad de la Procuradora de no estar siquiera en su oficina para atender a los ciudadanos que se supone deben proteger.

Reclamaron que las demandas que Mexicali Resiste, a través de sus asesores legales, se mantienen estancadas, la que se realizó por el desalojo del Palacio Municipal en febrero pasado contra Gustavo Sánchez y Ulises Méndez; contra el robo de agua por parte de Costellation Brands; y por el desalojo de la carretera Mexicali-San Felipe, no han prosperado y su avance es prácticamente nulo.

Todo lo anterior, mientras que la denuncia que hizo personal de la cervecera para que se permitiera la entrada de los contenedores a donde se construye la planta industrial se atendió casi inmediatamente.

Más tensa se volvió la situación, cuando ciudadanos del movimiento identificaron a José Luis Gómez Ortega, comandante de la Policía Ministerial en Mexicali, quien encabezó el operativo de desalojo de la carretera Mexicali-San Felipe en la que se permitió el paso a las unidades que transportaban los contenedores gigantes para la planta de Costellation Brands.

“¿Quién te dio la orden?”, “¿fue Costellation?”, “¿trabajas para ellos?”, fueron algunos de los cuestionamientos que lanzaron al oficial, quien prefirió no responderlos y salir de la sala donde se llevaba a cabo la reunión.

El único acuerdo al que llegaron fue el que el mismo Subprocurador se reuniría con ellos este 17 de agosto en punto de las 13:00 horas para revisar los avances en las carpetas de investigación de las demandas que han presentado los miembros de Mexicali Resiste.

Facebook Comments

GRACIAS A TU DONATIVO PODERMX SIGUE SIRVIENDO A LA COMUNIDAD.