Tijuana, Baja California.– No hay nada que apunte a que el asesinato de la periodista Lourdes Maldonado esté vinculado con el ex gobernador Jaime Bonilla Valdez, declaró hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia mañanera desde Tijuana, donde reporteros se manifestaron en contra de los ataques que sufre el gremio en México y que ya han cobrado la vida de cinco colegas este año.

En un discurso bipolar, donde el Primer Mandatario de la Nación ha transitado del respeto y la solidaridad hacia los periodistas, a las acusaciones y reproches contra aquellos que usan los medios para solapar la corrupción, López Obrador prometió protección a los trabajadores de los medios y sostuvo que en los crímenes cometidos en contra de ellos no habrá impunidad, a la vez que opinó que los periodistas de renombre deberían exhibir sus ganancias para que muestren de dónde viene su financiamiento.

A las 07:00 horas dio inicio la presentación del presidente López Obrador desde la Zona Militar Número 2 de esta ciudad fronteriza. Le dio la bienvenida la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda, para después  darle la voz al secretario de la Defensa Nacional, quien mostró un panorama de los trabajos desarrollados de manera coordinada, en materia de seguridad en Baja California, para luego ceder la palabra a la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, quien informó de los avances en las investigaciones sobre los asesinatos de los periodistas Lourdes Maldonado y Margarito Martínez Esquivel.

“¡Presente!”

La reportera de Esquina 32, Sonia de Anda, tomó la palabra y habló a nombre de los periodistas de Baja California:

Los periodistas de Baja California queremos informarle que nuestro gremio está muy lastimado.

Como en todo México trabajamos bajo la sombra de ser atacados y asesinados por nuestro trabajo y los crímenes que se cometen en nuestra contra no se aclaren.

 Aquí desde Tijuana, donde enterramos a dos de nuestros colegas, Margarito Martínez y Lourdes Maldonado, en menos de una semana, no dejaremos de exigir justicia, porque no se mata a la verdad matando periodistas. 

José Luis Gamboa.

Margarito Martínez Esquivel.

Lourdes Maldonado.

Roberto Toledo.

Heber López Vásquez.

López Obrador aseguró que existe un compromiso total de su gobierno para dar con los autores materiales e intelectuales de estos crímenes, mismos que “no pueden quedar sin castigo”. Dijo que además de ser responsabilidad y deber de su administración, “también es nuestra convicción”.

La consigna, dijo, es “cero impunidad y cero corrupción”, por lo que se está trabajando junto a las corporaciones locales.

Sin embargo, acotó: “Garantizaremos que no se intenten inculpar  a personas inocentes o crear casos ficticios”, refiriéndose a las sospechas sobre la posible relación entre el homicidio de Lourdes Maldonado y ex gobernador Jaime Bonilla Valdez, a quien ella misma había señalado como responsable si algo le llegase a pasar.

“Quieren sacar raja”, afirmó López Obrador al señalar que no existen indicios que apunten a que el homicidio de la periodista esté vinculado con lo que calificó como “una diferencia de carácter laboral”, disputa que la llevara a solicitarle protección al mandatario pues temía por su vida.

Lo que yo no recomendaría, aunque somos libres, de utilizar estos lamentables hechos con propósitos politiqueros, porque ni siquiera se puede hablar de política.

López Obrador saltó del mensaje de solidaridad, respeto y empatía, al ataque hacia quienes lo critican a él y a su movimiento:  “Quieren sacar raja. Eso no significa que haya impunidad. Nada más que no adelantemos juicios. No hagamos juicios sumarios. No puede haber linchamientos públicos por cuestiones partidistas o politiqueras. Hay que esperar a que se haga la investigación con el compromiso de que no hay impunidad para nadie”, aseveró.

“Aquí en Baja California dominó tanto tiempo el conservadurismo corrupto”, dijo el Presidente, que algunos medios “tienen la misma escuela” del diario Reforma, al que califica de ser el “boletín del conservadurismo”, y del cual mostró la portada de este día. “Es una vil calumnia, es lo que hace el hampa del periodismo…no es estar en contra de la libertad de expresión, es una vileza”, inquirió.

López Orador dijo que, a diferencia de los gobiernos anteriores, en el suyo no hay impunidad para nadie. “Nosotros no establecemos relaciones de complicidad con nadie y el que comete un delito es investigado y castigado, sea quien sea”, aseguró.

Indicó, hoy el Estado no es el principal violador de los derechos humanos como era antes. “No hay crímenes de estado, no hay masacres, ni se ordena desaparecer a nadie”, como en tiempos del presidente Felipe Calderón, cuando eran más los muertos y heridos que los detenidos.

“Hemos cuidado mucho el que no se presente lo que sucedía en anteriores gobiernos, en el periodo neoliberal, de que se asociaba la delincuencia con el poder político y económico. Eso ya no existe.”

Andrés Manuel López Obrador.

Presidente de México.

“Nadie ha sido ni será censurado. Ni Loret de Mola, ni López Dóriga, ni Ciro, ni Carmen Aristegui. ¡No! Ni los del pasquín conservador de la mafia del poder que es el Reforma, ¡nadie!”, señaló el presidente López Obrador, quien previamente dijo a los reporeteros ahí presentes: no están solos y también tienen derecho a disentir y a protestar.

Adiós a bonillistas

En el evento público  de Tijuana, brillaron por su ausencia los personajes identificados por su simpatía al ex gobernador Jaime Bonilla Valdez, incluyendo la alcaldesa anfitriona del evento, Montserrat Caballero, quien por más que buscó su silla en el presidium, no la pudo encontrar.

Futbolistas, beisbolistas y periodistas

Después de que el INAI desdeñara -por insustentable- su petición para que esta entidad hiciera públicos los ingresos del periodista Carlos Loret de Mola, el presidente Andrés Manuel López Obrador explicó el porqué de su petición:

 Lo que estamos planteando es que esos grupos de poder que utilizan medios de información y periodistas, den a conocer cuánto destinan a esas acciones y que estos periodistas famosos que son alquilados para defender estos intereses para golpear a opositores, den a conocer cuánto ganan, porque obtienen muchísimo dinero, son mercenarios de alto rango. Ellos deberían de dar a conocer cuánto ganan, de donde obtienen sus recursos.

¿Cuánto gana Ciro Gómez Leyva, cuánto gens Joaquín López Dóriga, cuánto gana Loret…?

¿Cuánto gana Jorge Ramos? ¿Por que no lo dice? Porque no defienden al pueblo, eso es un cuento. Defienden. Quienes hacen jugosos negocios bajo el amparo del poder público, a quienes se dedican a solapar la corrupción.

Bueno, los futbolistas famosos del mundo dan a conocer cuánto ganan, hay una lista de cuánto ganan; los beisbolistas, lo mismo, hacen su contrato y es público. ¿Y por qué no lo van a hacer estas personas?

Facebook Comments

GRACIAS A TU DONATIVO PODERMX SIGUE SIRVIENDO A LA COMUNIDAD.