Murió Ramón Inclán, famoso compositor cachanilla

 

Nació en Mexicali, Baja California, el 29 de noviembre de 1930. Hijo de Amelia Aguilar Cázares y de Ramón Inclán Martínez. A los 15 años compuso su primera canción, que tituló Viejos tiempos, para la cual se inspiró en un “noviazgo” que tuvo con una niña a los seis años. Perteneció a la banda universitaria de música, tocando clarinete, pero su instrumento definitivo es la guitarra.

En 1947 ingresó a la Escuela de Arquitectura, de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde cursó tres años y medio de la carrera, la cual dejó al sentirse más inclinado por la música y el periodismo.

En una reseña ofrecida por la Sociedad de Autores y Compositores de México, se indica que en 1952 se inició profesionalmente en el periodismo. Debutó en el diario deportivo La Afición, contratado por Fray Nano, quien era propietario y director, a la vez que un periodista muy reconocido. Ese mismo año se grabaron sus primeras canciones: Corazón enfermo y No puede ser verdad, con el Trío Los Jaibos y Lupita Cabrera, respectivamente. En 1953 prosiguieron las grabaciones: No dejes de quererme, Ladrona de besos (letra de Carlos Montenegro) y Aún se acuerda de mi, con Los Tecolines, Los Panchos y Andrés Huesca, respectivamente.

Ramón Inclán sumó cerca de cien obras que han ido al mercado fonográfico, entre las que destacan: Felicidades, felicidades (institucional en varios países ), Tómate una copa, que grabaron Javier Solís y Vicente Fernández; Imprescindible con Andy Russell y Los Duendes; Decídete con Los Tres Reyes, Javier Solis; Señorita con estos mismos intérpretes, y Oscar D´León; Si me dejas amar, con versiones de la Sonora Santanera y de Los Babys; No debo traicionarte con los Hermanos Martínez Gil; Preciosa, primera canción que le dedicó a Lilia Guízar, hija del legendario Tito Guízar y que grabaron el trío Los Dandys.

También Este amor sí es amor fue tema de una película estelarizada por Irma Dorantes y Julio Aldama. Se grabó con el trío Los Calaveras, Lucha Moreno y Las Hermanas Huerta. Canto a Dios obtuvo el primer lugar en el Festival de la Canción celebrado en Los Ángeles, California. Amor sublime (Madrecita) fue tema de una telenovela con el mismo nombre.

En vida, Ramón Inclán fue muy agradecido con todos los artistas que le ha grabado sus obras, pero también se enorgullece de que la gente las cante espontáneamente. Recuerda que en Tijuana, se emocionó mucho al escuchar Aún se acuerda de mí, una de sus canciones rancheras, que cantaba una mujer que ganaba propinas de los viajeros que regresaban de Estados Unidos. Dicha canción cuenta con docenas de versiones con diversos artistas de música popular.

Otras de sus composiciones son: Sabotaje, A besos, Regresar, La esquina, Julio César Chávez, Etchohuaquila, La máscara, Ya no quiero más copas, Me han contado de ti, Sé que me vas a dejar, Convéncete y Mexicano. Esta última, la estrenó Humberto Cravioto en Madrid en 1976.

En una ocasión, Pedro Infante lo sorprendió gratamente al entonar No dejes de quererme, durante una entrevista. Tenía planeado grabar Amigo tiempo a su regreso de Mérida, donde sucedió aquel trágico final.

Se dice que dejó guardadas más de cien canciones inéditas, entre las que están Sabe tú, Besos vengadores, Me duele me duele y Chichén, Chichén Itzá, esta última, compuesta con motivo de la inclusión de esta ciudad maya entre las 7 Nuevas Maravillas del Mundo.

Su paso por el periodismo

Como periodista Ramón Inclán fue redactor, columnista y coordinador de secciones de espectáculos en diversas publicaciones: Novedades Ovaciones, revista Tele-Guía, TV y Novelas, Radiolandia y ha colaborado con el periódico El Mexicano. Fue presidente de la Asociación Mexicana de Periodistas de Radio y Televisión en cuatro diferentes períodos, también presidió La Unión de Periodistas de Espectáculos y fue director del Club de Columnistas.

En la Sociedad de Autores y Compositores fue director de su publicación oficial. Ocupó el cargo de director de Prensa en Telesistema Mexicano, actualmente Televisa. Fue redactor y columnista en La Opinión de Los Ángeles, durante nueve años. Fue vicepresidente de la Asociación de Periodistas Latinos de California.

Ramón Inclán, se casó en 1965 con Lilia Guízar, con quien tuvo dos hijos: Blanca Lilia y Ramón Eduardo, quienes les han hecho abuelos cinco veces. Una de sus grandes satisfacciones personales fue festejar sus Bodas de Oro con la hija de Tito Guízar, sobrina de Pepe Guízar y familiar de Monseñor Rafael Guízar y Valencia.

Como miembro del Consejo Directivo de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), fue primer vocal y secretario de Consejo durante más de dos décadas. Coordinó la Semana Internacional de la Música Mexicana de las Naciones Unidas, realizada en el Carnegie Hall de Nueva York. Recibió la Medalla de la Paz en San Antonio, Texas y en Los Angeles, California. Representó a la SACM en Toronto Canadá, Bruselas, Bélgica, Palermo, Sicilia y en Estados Unidos.

En Mexicali, se dedicaron varios homenajes, y se le declaró Hijo Predilecto de la Ciudad. En la SACM se le otorgó la Medalla Agustín Lara y recibió reconocimiento por cumplir 50 años de trayectoria como socio de la organización. La Asociación Mexicana de Periodistas de Radio y televisión ( AMPRyT ) le hizo entrega de la Medalla Emilio Azcárraga Vidaurreta como socio fundador en su cincuentenario. Se le otorgaron otras preseas en reconocimiento a su destacada actividad tanto en el periodismo, como en la composición.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.