Vecinos no quieren a Rosa; la acusan de ser pirómana

“Yo vivo en Mexicali, ese es mi domicilio; ahorita estoy aquí, otro día en otro lado”, explica Rosa a dos mujeres policías que le preguntan sobre su domicilio fijo. Con voz balbuceante les explica que ahí nada la dejan quedarse, pero no es su casa. Rosa está rodeada por las mujeres uniformadas y por vecinos que en voz alzada le reclaman por haberle prendido fuego a un basurero.

Para atender a sus inesperados visitantes la mujer con ropas sucias, pelo enredado y piel ajada, se levanta del escalón de concreto de la casa ubicada en la avenida San Carlos, de la colonia San Isidro, donde tomaba el sol mientras calentaba unas tortillas duras sobre un pedazo de lámina oxidado que le sirve de comal, alimentado por el fuego de hojas y leña.

Eran las 10:15 de la mañana de este jueves cuando una densa columna de humo negro comenzó a emanar de un basurero clandestino ubicado en el callejón De los Presidentes, una vialidad de tierra que corre paralelo al Río Nuevo y pasa por detrás del recién inaugurado albergue permanente del DIF Municipal, a espaldas de La Tormenta del Desierto, taquería de gran arraigo en Mexicali.

Al ver el humo, mujeres policías llegaron a toda prisa, pues temían que se tratara de un local del mercado Braulio Maldonado, ubicado a unos metros, o de algún domicilio, de los que hay en la zona, hechos en su mayoría de madera.

Con dos baldes de agua y una manguera, los vecinos controlaron el fuego alimentado por llantas y basura doméstica. Luego una máquina de bomberos llegó a sofocar lo que quedaba. Vecinos del rumbo expresaron su enojo pues es común que personas en condición de calle hagan lumbradas para quitarse el frío durante la noche o para calentar algo de alimento, pero el fuego termina propagándose a los basureros, que son muchos en la zona, y ocurren siniestros como el de esta mañana.

Luego ubican a Rosa y la señalan como la responsable, le hablan a la patrulla que resguardaba .

“¡Ya le prendiste fuego a aquella casa y los bomberos ya nos dijeron que quemaste otras dos más allá!”, señala uno de los vecinos lleno de molestia e indicando a los rumbos de la colonia Pueblo Nuevo, mientras el otro le advierte a la mujer que no van a tolerar más situaciones como estas.

Las agentes amonestan verbalmente a Rosa y le aperciben para que se abstenga de acercarse a los terrenos del Río Nuevo, donde dicen los vecinos que han ocurrido los incendios.

Llantas abandonadas, basura doméstica y escombro

En el área, a simple vista se puede apreciar escombro, pedazos de concreto, ladrillo, decenas de botellas de plástico, piezas de automóvil, basura doméstica y de construcción, además de ramas secas podadas quizás de algún árbol cercano, así como unas 20 llantas en desuso repartidas en varios lotes baldíos ubicados a unos metros de una llantera localizada en las inmediaciones del Braulio.

Abundan los lotes baldíos donde son depositados cientos de neumáticos en desuso.

El director de Bomberos de Mexicali, Gabriel Gómez Ruiz ha señalado que los llamados por incendios de basura y llantas son comunes y muy constantes en Mexicali. La movilización de máquinas de bomberos y patrullas por este motivo resulta preocupante pues mientras se atienden quemas de este tipo, podría estarse dejando desprotegido cierto sector de la ciudad donde una emergencia de mayores magnitudes se pudiera presentar.

En las inmediaciones de la calzada De los Presidentes, los siniestros son tan seguidos como la acumulación de basura doméstica y de llantas de diferentes medidas. Gente de la zona y de lejos, aprovecha la noche para ir a tirar su basura y desperdicios a las orillas del Río Nuevo y ahí se van acumulando en montañas hasta que alguien les prende fuego.

El incendio en la Flores Magón, avivado por basura doméstica y llantas.

Pero esta no es la única zona afectada por esta situación. En la colonia Flores Magón, el pasado 2 de agosto un incendio ocasionado en un basurero se llevó dos casas, además en la colonia Nuevo Amanecer, Lomas de Abasolo, las orillas del dren que corre paralelo a la carretera a Islas Agrarias, las afueras de Los Santorales, la carretera Mexicali-San Luis Río Colorado, entre otras áreas, la acumulación de neumáticos en desuso, mezclados con basura doméstica y escombro, genera constantes incendios.

Pese a los constantes operativos de limpieza tanto de las autoridades gubernamentales, como de organizaciones de la sociedad civil, la aplicación de multas y la clausura de espacios utilizados como tiraderos clandestinos, éstos siguen proliferando en el municipio.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.