Pesar y frustración por muerte de motociclista en zona este

Samuel murió mientras ciudadanos intentaban reanimarlo mientras llegaba la asistencia médica, la tarde de este jueves, sobre el asfalto de la carretera a Islas Agrarias. El joven perdió el control de la motocicleta que conducía, con la cual chocó contra el camellón y dio varias volteretas en el aire. Cuando llegaron los paramédicos de la Cruz Roja, ya era demasiado tarde.

El accidente fue a la altura del fraccionamiento Villa del Cedro, a unos metros de la cohetería El cachanilla, cuando el repartidor volvía de un servicio. Automovilistas que iban detrás de Samuel Vásquez, de 30 años de edad, vieron el percance y se detuvieron de inmediato, sobre el carril izquierdo, para evitar que alguien lo llegase a atropellar. Dijeron haber visto como la moto chocó con una palma ubicada en el sitio, lo que ocasionó las volteretas.

Uno de ellos comenzó a darle respiración boca a boca, a quererlo reanimar, a la vez que reportaban al 911 que se ocupaba a la Cruz Roja en el lugar, pues el joven no reaccionaba a los intentos. Otro automovilista con conocimientos de primeros auxilios intentó de nueva cuenta reanimarlo sin suerte. “Aún le siento el pulso”, comentaba mientras los ahí presentes miraban a un lado y a otro en espera de los servicios de urgencia.

Los minutos parecían horas. Agentes de la Policía Municipal llegaron  y colocaron su patrulla detrás de los ciudadanos, para alertar a los automovilistas que pasaban lento por el sitio para enterarse de lo que sucedía. La desesperación entre los ciudadanos que rodeaban a Samuel se notaba en su rostro. Su mirada se perdía en el horizonte tratando de ver los códigos de algún vehículo de emergencia que se acercara.

A cinco minutos de donde sucedió el accidente se encuentra la llamada Ciudad Salud, donde ya funciona el Hospital Materno Infantil, el de Oncología, y la Facultad de Ciencias Médicas de la UABC. A estas fechas ya debería también de estar funcionando el Hospital de Especialidades, pero su obra está detenida desde hace meses.

En la zona no hay por mucho una base ni de bomberos ni de Cruz Roja disponible. Las bases más cercanas de los tragahumo se encuentra en la calzada Independencia y en la colonia Robledo, mientra que la de Cruz Roja está hasta Lázaro Cárdenas y Río Mocorito. Brigada del Sol, grupo de rescate, se encuentra hasta el bulevar Lázaro Cárdenas y la calzada Gómez Morín. Salvo el área de urgencias de la clínica privada de Almater ubicada en la calle Novena, la llamada “zona dorada” de Mexicali se encuentra carente de servicios de urgencias médicas.

Mientras esto sucedía, algunos otros intentaban desbloquear el teléfono del motociclista, para avisarle a algún contacto sobre lo sucedido. Llegó otro repartidor que alertó a su base, por redes sociales la gente también comenzó a compartir la noticia. Así compañeros se enteraron del percance.

El pasado 22 de enero se colocó la primera piedra del Centro Integral de Seguridad, cerca de la aduana froneriza este, a unos diez minutos del sitio donde se accidentó Samuel. Se contempla que este complejo incluya también un espacio para servicios de emergencia médica y de bomberos.

Finalmente llegaron paramédicos de le Cruz Roja al sitio. A toda prisa revisaron al accidentado y tras maniobras de reanimación concluyeron que ya había fallecido. Uno de los primeros que se acercó a auxiliar, se llevó las manos a la cabeza, en señal de frustración.

Uno de sus compañeros de trabajo y amigo llegó y lo identificó como El Samy, de Villas de la República. Ya no había más que hacer. El área fue acordonada y se le colocó al cuerpo una sábana blanca y así permaneció al menos otros 20 minutos, en lo que la autoridad recababa la información correspondiente.

A la mañana siguiente, unas veladoras y parte del espejo de su moto, se encontraban al pie de la palma donde chocó El Samy, como recuerdo del lugar donde falleció.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.