Hacen diputados “oídos sordos” a propuestas ciudadanas

Los diputados locales no oyen a los ciudadanos que presentan propuestas que a los legisladores no les convienen, acusó el abogado y miembro del grupo Mexicali Consciente, Daniel Solorio Ramírez, al señalar un desinterés por parte de quienes conforman la actual Legislatura en el el recurso que presentaron contra la Ley de Asociaciones Público-Privadas desde hace más de diez meses y la propuesta de Ley de Aguas que entregaron en el Congreso del estado en octubre anterior.

La tarde del pasado 11 de abril, los académicos que forman la agrupación acudieron a instalaciones del Congreso en la capital del estado para buscar quien diera respuesta al amparo que presentaron en marzo de 2017 contra la en ese entonces recién aprobada Ley de Asociaciones Público Privadas y que desde ese momento nadie ha respondido por él.

Con base a la Ley de Participación Ciudadana del estado, este tipo de iniciativas tienen que ser atendidas por los diputados; más si, como ese el caso, fueron respaldadas por más mil firmas de ciudadanos, explicó el también catedrático de la Facultad de Derechos de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC).

De la misma forma, en octubre del año pasado el grupo presentó una propuesta para una nueva Ley de Aguas de Baja California, la cual tampoco ha sido atendida ni por Presidencia del Congreso, Comisiones o la Junta de Coordinación Política en el Poder Legislativo, a pesar de que la misma Ley así lo exige.

La intención, remarcó el académico, es que ambos temas sean abordados por los diputados, no solo que se voten en pleno y se deseche, sino que sean analizados de forma seria y se comprenda las implicaciones que tendrían de ser aprobados.

El entrevistado sostuvo que ésta misma situación de indiferencia que ellos sufren, la acusan otros sectores de la sociedad, como los jóvenes que impulsan la iniciativa Sin Voto no Hay Dinero o el mismo Sistema Estatal Anticorrupción, que surgen de diferentes extractos de la población pero que son ignorados de la misma forma.

“Es tan grave (la falta de atención del Congreso a las iniciativas ciudadanas) como negarse así mismo. Un congreso es un Parlamento y Parlamento es el lugar donde se habla, se delibera, se discute y si los miembros de los Congresos son los diputados, que se supone que son los que representan el pueblo, y si ellos no escuchan ¿entonces quien escucha?” expresó el académico.

La “sordera” que sufren los diputados, agregó Solorio Ramírez, es lo que en buena parte ha provocado la salida a las calles de la ciudadanía, que grita, exige y reclama, con todo el derecho, la actuación de sus supuestos representantes.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.