Una vez concluido el proceso electoral que permitió al partido MORENA lograr carro completo, y estando pendiente el recuento de votos por la autoridad electoral, vale la pena hacer algunas reflexiones sobre la justa electoral. Calificada de atípica e histórica, que se volvió controvertida.

Como es bien sabido, al momento de formular esta entrega, las virtuales ganadoras de la contienda, entre otras son Marina del Pilar Ávila Olmeda en la Gubernatura del Estado y Norma Alicia Bustamante como Presidenta Municipal de Mexicali.

Si bien es cierto la mayoría de los candidatos morenistas se llevaron la mayoría de votos llevándose el triunfo, casi indiscutible, preguntamos ¿se logr[o vencer el abstencionismo electoral que ha sido un lastre para la democracia en Baja California?

Lamentablemente, la respuesta es negativa. No. Sencillamente, no se pudo. El electorado no acudió a las urnas como se esperaba, prefirió quedarse en casa. ¿Qué razones poderosas lo indujeron a ignorar la elección? ¿Acaso el clima de violencia que se dio el día de la elección por la falta de seguridad en las casillas o a la tardanza en instalarlas? ¿A lo mejor el temor a contagiarse de COVID-19, fomentado extrañamente por las autoridades sanitarias?

¿Sera tal vez que las actividades realizadas por el IEE y el INE, y los partidos políticos, la mayoría más enfadosas que efectivas, para promover el voto y motivar la participación de los ciudadanos, fueron desdeñadas por sus contenidos insulsos. No lograron su objetivo.

Basamos nuestro aserto en las siguientes cifras difundidas por la autoridad electoral. Cuando fue electo Kiko Vega -de triste memoria para los bajacalifornianos- el padrón electoral sumaba 2 millones 410 mil 573 ciudadanos. El porcentaje de votación fue del 36.77%

En la elección de 2019, el listado mostraba un total de 2 millones 811 mil 075.

En esta ocasión, el porcentaje fue del 29.08%. Quizás el más bajo de la historia. Para la justa electoral reciente, el numero de empadronados fue de 2 millones 919 mil 377 y la votación fue del 38.5%. El avance fue de 9 puntos, que no son para presumir.

Así las cosas: El abstencionismo, hay que decirlo: no fue vencido y sigue vigente en Baja California.

salgares4@gmail.com

Facebook Comments

GRACIAS A TU DONATIVO PODERMX SIGUE SIRVIENDO A LA COMUNIDAD.