Identifican familiares a Valeria como la joven hallada sin vida

Van ocho mujeres asesinadas en lo que va del año en Mexicali.

Se confirmó que Valeria Ahumada, la joven madre de 23 años, desaparecida desde el domingo, es la misma cuyo cuerpo fue hallado en una construcción abandonada de la colonia Lomas de Abasolo, esta tarde. Familiares de la víctima así lo confirmaron en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo).

Ella fue reportada como desaparecida el domingo. Según su novio, Sergio, partió de su vivienda ubicada en el fraccionamiento Villas del Colorado, poco después de las 6:00 de la mañana, para dirigirse a su domicilio en Villas de la República, a bordo de un UBER. Ella nunca llegó.

Su familia comenzó a buscarla. Nunca respondió su teléfono y comenzaron a preguntar a todo mundo, pero nadie supo decir nada. Su novio dijo que la última vez que la había visto fue precisamente cuando abordó el vehículo que la llevaría a su hogar. Luego la familia dio con Ulises, el chofer del vehículo, quien les aseguró que él nunca dio el servicio, que sí acudió al domicilio pero no trasladó a nadie de ahí.

La familia decidió reportar su desaparición a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y emprendieron una pesquisa en Facebook. La comunidad mexicalense de inmediato respondió a la petición y la foto de la joven Valeria invadió las redes sociales.

Poco después de las 14:00 horas de este lunes una llamada anónima hecha al teléfono 911 reportó que frente a la Primaria Gabriela Delgado Montes, en una construcción abandonada, estaba el cuerpo de una mujer tirado boca abajo. Presentaba golpes en el rostro y heridas en el cuello. Médicos del Semefo habrían de informar en las próximas horas las causas de su deceso.

Policías municipales llegaron al sitio y confirmaron que se trataba de una mujer de entre 23 y 24 años de edad, que vestía short de mezclilla, blusa de colores y sandalias. Estaba tirada boca abajo en la parte exterior de la vivienda a medio construir.

El lugar, que poco a poco se fue rodeando de curiosos, fue acordonado, para evitar que se borraran evidencias localizadas en el lugar, hasta donde llegaron agentes de la Policía Ministerial del Estado, peritos de la misma PGJE y familiares de Valeria, quienes detrás del cordón amarillo esperaban datos que ayudaran a descartar que el cuerpo fuera de la joven.

Aunque los detectives confirmaron que el cadáver localizado llevaba un anillo similar al de Valeria y tenía el mismo tatuaje con el nombre de su hija de 5 años, siguieron el protocolo y pidieron a la familia acudir al Semefo a hacer el trámite. Fue ahí donde al ver los rasgos físicos y señas particulares, no hubo duda de que era la misma persona.

A más tardar la mañana de este miércoles la identificación será oficial ante el Ministerio Público, en tanto que los agentes encargados de la investigación trabajaban en las líneas de investigación más fuertes del caso, del cual podría reportarse avances en algunas horas.

 

Comentarios

comentarios

Comments are closed.