Mandan más policías a ambos lados de la frontera

Unos 150 migrantes que partieron esta mañana de Mexicali llegaron esta tarde al albergue acondicionado en el Deportivo Benito Juárez. Foto: Mayté López/Cortesía.

Ante la llegada continua de migrantes centroamericanos a Mexicali y Tijuana, cuyos albergues se encuentran casi a su máxima capacidad en la mayoría de los casos, la federación anunció el envío de 200 elementos policíacos a Baja California, para reforzar las acciones de los gobiernos locales. Del otro lado de la frontera, la Patrulla Fronteriza hizo lo propio al anunciar el reforzamiento de su vigilancia con 250 elementos.

El secretario general de Gobierno, Francisco Rueda Gómez, confirmó que de la totalidad de estos elementos, 150 corresponden a la Policía Federal y el resto son del Grupo Beta, de apoyo al migrante.

El gobernador Francisco Vega de Lamadrid hizo oficial la petición de que los migrantes que aún están en tránsito hacia Baja California, sean redistribuidos a otras entidades fronterizas. Foto: Cortesía.

Oficialmente se dio a conocer que en el municipio de Tijuana han sido detenidos y puestos a disposición de las autoridades del Instituto Nacional de Migración 34 integrantes de esta caravana por diversas faltas, mismos que se encuentran sujetos al proceso correspondiente.

Por otra parte, informó que el gobernador Francisco Vega de Lamadrid ya solicitó ayer al Gobierno Federal que los contingentes que forman la llamada Caravana Migrante que aún no llegan a esta frontera cambien su destino y se dirijan a otros puertos fronterizos, en una reunión realizada en la ciudad de Tijuana, en la cual estuvo presente el representante de la Secretaría de Gobernación.

 

Actualmente, dijo, hay en la entidad 6 mil 200 migrantes centroamericanos, entre hondureños, guatemaltecos y salvadoreños. La distribución en albergues es de 3 mil 300 en Mexicali y 2 mil 900 en Tijuana.

Se calcula que son entre 3 mil y 3 mil 400 los migrantes que se encuentran en Sinaloa, Nayarit, Jalisco y Ciudad de México con intención de dirigirse a Mexicali o Tijuana para cruzar a Estados Unidos para solicitar asilo humanitario. Ante el casi lleno de albergues que hay en ambas ciudades, la administración estatal pidió que la Caravana sea dirigida hacia las ciudades fronterizas de Sonora.

El funcionario estatal sostuvo que se encuentran a la espera de la respuesta del gobierno federal y las otras entidades.

Refuerzan presencia y servicios en albergues

En la reunión realizada el lunes pasado, por parte del Gobierno Federal, se informó acerca del envío a Baja California de 20.8 toneladas de ayuda, consistentes en 2 mil 655 despensas y 2 mil 875 cobertores; además la Conagua instaló una planta potabilizadora en el deportivo Benito Juárez con capacidad de proveer un litro por segundo; en tanto que, en las próximas horas se tiene previsto el arribo de 13 mil 206 colchonetas, 6 mil 600 paquetes de aseo personal, 60 mil litros de agua, así como 2 plantas potabilizadoras adicionales (una para Mexicali y otra para Tijuana).

La Unidad Deportiva Benito Juárez está funcionando como albergue para los visitantes centroamericanos. Foto: Mayté López/Cortesía.

En la misma reunión se confirmó el apoyo de una de las cocinas de la SEMAR para apoyar en la preparación de alimentos, la cual estará instalándose.

En cuanto a las acciones de coordinación se dio a conocer que se han realizado visitas al albergue Benito Juárez para detección de necesidades y confirmar la entrega de ayuda canalizada, se sostuvo una reunión con el Embajador de Honduras quien informó que se instalará de manera permanente en inmediaciones del deportivo Benito Juárez un consulado móvil hasta que acabé la contingencia, en tanto que también se realizaron convocatorias a los consulados de El Salvador, Guatemala y Nicaragua para pedir consideren esta modalidad de consulado móvil o la posibilidad de hacer trámites de manera electrónica.

Como parte de las acciones pendientes, las autoridades federales se comprometieron a mejorar las condiciones de los migrantes que se encuentren en el albergue del deportivo Benito Juárez, garantizar el suministro de los insumos para los albergues, aumentar la presencia de personal médico por la entrada del periodo invernal, concluir la gestión con la SEDESOL para que se autorice a Liconsa y Diconsa liberar los alimentos y leche que tienen disponibles, así como identificar con el equipo de transición las necesidades de mayor importancia y las de mediano plazo para trabajar de manera conjunta en una ruta crítica que asegure que no haya ninguna interrupción durante el cambio de administración.

Por su parte, Alejandro Encinas, próximo Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración del Gobierno Federal, manifestó que se puede tener la certeza de que con la entrada de la próxima administración federal se dará continuidad a estas tareas y que a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores se mantendrán las relaciones de trabajo y coordinación con el Gobierno de Estados Unidos para evitar que esta contingencia migratoria afecte la dinámica social y económica entre ambos países.

Estuvieron presentes en la reunión el comisionado nacional de Seguridad Pública, Renato Sales Heredia; el comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Gerardo García Benavente; el subsecretario de Empleo y Productividad Laboral, Fernando Alfredo Maldonado Hernández; la subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos, Patricia Martínez Crans; el subsecretario de Derechos Humanos, Rafael Avante Juárez; el comisionado general de la Policía Federal, Manelich Castilla Craviotto, y Tonatiuh Guillén López, propuesto comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), entre otras autoridades federales, estatales y municipales.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.