Rechazo generalizado a agresión de agitadores contra periodistas

La agresión contra el periodista Juan Carlos Noriega, integrante del equipo de Periodismo Negro, fue la gota que derramó el vaso.  Este lunes agitadores que dijeron ser “defensores de los derechos humanos”, intentaron evitar que el reportero realizara su trabajo, lo agredieron física y verbalmente, exigiéndole identificarse como condición de permitirle el acceso a las instalaciones públicas.

Esta acción generó un rechazo generalizado de la opinión pública a través de diversos grupos de la sociedad organizada, principalmente del gremio periodístico, quienes señalaron que este tipo de actos en esta ocasión protagonizados por individuos que dicen pertenecer a una agrupación denominada Baja California Resiste, no deben de seguirse registrando.

No es la primera ocasión en la que periodistas bajacalifornianos son víctima de agresiones, desde hace dos años en los que iniciaron las manifestaciones masivas por la defensa del agua, el rechazo a empresas que pretenden utilizarla poniendo en riesgo el abasto, y la instauración de inversiones con fondos públicos y privados. Los reporteros han sido foco de ataques verbales y físicos, de amenazas y violaciones a los derechos humanos, tanto por parte de la autoridad gubernamental como de algunos manifestantes ciudadanos.

Los hechos sucedieron alrededor de las 9:10 horas de este lunes, cuando el reportero de la página digital acudió a cubrir una manifestación que realizaba para presionar en favor de que se realizara el plebiscito que estaría permitiendo a la sociedad opinar si la empresa Constellation Brands debe erigirse en esta ciudad o no.

“La pregunta del reportero de si venían a presionar para que se de luz verde al plebiscito, no fue del agrado de uno de los manifestantes quien amparado en la compañía de sus compañeros de lucha,  inició la agresión verbal y los empujones; posteriormente se le sumaron el resto de los manifestantes”, narra el propio agredido.

Ninguna autoridad se hizo presente en el lugar del incidente y tampoco ha informado del inicio de alguna investigación al respecto.

Uno de los agresores fue identificado por otros manifestantes presentes en la misma protesta, como una persona inestable y altamente violenta, que había intentado desde distintos flancos radicalizar las manifestaciones pacíficas ciudadanas, por lo que diversas agrupaciones le habían retirado de sus filas. Actualmente busca crear en Mexicali un grupo de autodefensas con preparación paramilitar.

Una maestra de nombre Araceli Piña, tuvo que intervenir y pidió a los violentos individuos que mantuvieran la calma y permitieran a la prensa realizar su trabajo.

Periodistas levantan la voz

Tras el ataque al periodista, diversos organismos de periodistas manifestaron su molestia por estos hechos y exigieron a las autoridades la investigasen, sancionasen y tomaran las acciones para que al fin dejen de presentarse.

En una misiva, presidentes de seis agrupaciones bajacalifornianas del gremio inquirieron: “No es la primera vez que este grupo de incondicionales de algunos personajes de partidos políticos, cometen tropelías y lastiman física y verbalmente, a elementos de los medios de comunicación, cuando éstos cumplen con profesionalismo su deber de informar a la sociedad”.

Y añaden: “Estos agresores, que se escudan en luchas sociales, se sienten envalentonados porque la autoridad nunca se ha decidido actuar en contra de ellos, no obstante que sus acciones han caído en graves ilícitos en contra de edificios públicos, empresas privadas y en lo general ofenden a la sociedad.

“Los periodistas bajacalifornianos, no estamos dispuestos a soportar que las bravuconadas de estos apoyadores de líderes y partidos políticos, intervengan en el desempeño profesional de nuestros compañeros, por lo que exigimos inmediata investigación en contra de los señalados como agresores del compañero Noriega, para sentar un precedente y no se permitan más y mayores actos de estos provocadores cuyo único objetivo, según se ha demostrado, es meramente político en este proceso electoral”, concluye la misiva firmada por Colilá Eguía Tonella, presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de México, A.C.; Alma Rosa Burciaga Salazar, presidenta de la Asociación de Periodistas de Mexicali, A.C.; María Asunción Gutiérrez, presidenta de la Asociación de Periodistas de Tijuana, A.C.
Laura Tejeda, presidenta de Mujeres Comunicadoras de Mexicali, A.C.; César Valdez Salas, presidente de la Asociación de Reporteros Gráficos de Mexicali, A.C., y Zahady Nolasco Rodríguez, presidente de la Comisión de Honor y Justicia de la Asociación de Periodistas de Ensenada.

IEEBC rechaza actos violentos

A través de un comunicado, el Instituto Estatal Electoral de Baja California (IEEBC) rechaza públicamente todo acto de violencia y hace un llamado al orden público y al respeto entre la ciudadanía.

“Derivado de los acontecimientos suscitados los últimos días en las instalaciones del Instituto, el Consejero Presidente Clemente Ramos Mendoza comentó que todo ciudadano y ciudadana tiene derecho a realizar manifestaciones públicas, pero siempre dentro del orden y de manera pacífica”, señala el mensaje.

Ramos Mendoza hizo el llamado a todos los grupos ciudadanos de que tengan la visión clara de que debe prevalecer la paz pública de Baja California, rechazando los actos de violencia porque estos no abonan al bien de nuestro Estado.

“Se debe de entender que no hay enemigos, todos somos bajacalifornianos y buscamos el bien de Baja California, tener visiones diferentes no los convierte en enemigos, debe imperar la tolerancia y el respeto a la Ley”, expresó.

Además, aprovechó para refrendar el apoyo del Órgano Electoral hacia los comunicadores del Estado, rechazando los actos intimidatorios que se han dado y velando por el libre ejercicio de sus funciones periodísticas y de su derecho a la libertad de expresión.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.