Dejan sin tratamiento a 270 pacientes con cáncer en BC

“¡Escúchenme por favor, necesitamos quimioterapias para nuestros familiares!”, grita Rosa Soledad a unos metros de las oficinas donde despacha el secretario de Salud, Guillermo Trejo Dozal. Ella es hija de una paciente que es atendida desde hace un año de cáncer de mama, uno de los 270 casos que se han quedado sin tratamiento contra esta enfermedad, que se ha convertido en la segunda causa de mortalidad en Baja California.

La semana pasada les cortaron el suministro de medicamento sin motivo aparente. “El director (de la Unidad de Especialidades Médicas de Oncología, conocida como Uneme) nos dijo que de un día para otro dejaron de surtirlo”, pero les dieron la opción de conseguirlo por fuera y que ahí se los iban a aplicar; incluso les dieron el dato del laboratorio que lo distribuye.

El frasco del medicamento que necesita su madre tiene un costo de mil 750 pesos y le debe alcanzar para dos dosis. Ella es hija única, por lo que conseguir el dinero no fue fácil. También tuvo que conseguir un pick up prestado y mil pesos para echarle de gasolina, para trasladarse desde Tecate con su madre, la señora María Guadalupe Hernández, quien a sus 58 años le está dando la batalla al cáncer.

Familiares y pacientes con cáncer, exigieron soluciones y que el problema no se vuelva a repetir.

Esta hubiera sido la segunda aplicación del tratamiento que necesita, pero ayer hasta que llegaron a la Unidad Médica de Oncología, les dijeron que lo que quedó del frasco fue desechado, pues no podían tenerlo en resguardo en ese hospital, lo que desencadenó la desesperación de la familia y de muchas otras.

No haberse administrado la dosis que le tocaba ayer le estará ocasionando un retroceso en el tratamiento a la paciente, quien incluso podría dejar de ser candidata a una operación, lamenta su hija.

Llorando, le hizo un llamado al secretario de Salud, Guillermo Trejo Dozal, y a quien pudiera ayudarles: “Secretario de Salud, escúcheme, quiero ser voz de los demás familiares y pacientes que venimos de lejos con sacrificio, créanlo…No estoy aquí para mentir ni nadie me está presionando; vengo porque es mi madre y yo quiero estar en la lucha con ella”. El llanto interrumpe su mensaje.

Luego explica el porqué de su desesperación: “El cáncer de mama no espera. Espero en Dios que nunca lleguen a estas circunstancias. Por favor muevan algo, hagan algo, necesitamos nuestro tratamiento”.

Es por el cambio de administración

Néstor Saúl Hernández Milán, director de Servicios de Salud en BC.

El cambio de administración federal ha atrasado la entrega de recursos para la adquisición de este tipo de medicamentos, explicó el jefe de Servicios de Salud en la entidad, Néstor Hernández Milán, quien salió a atender tanto a reporteros como a familiares afectados por este problema. Reconoció que son por lo menos 270 pacientes con cáncer, en sus modalidades más agresivas, quienes están sin recibir tratamiento desde hace más de una semana en Baja California.

Aseguró que el problema ocasionado por la falta de ministración del recurso, se estaría resolviendo en los próximos días.

“La situación de los cambios administrativos evidentemente nos genera esta escasez de medicamentos”, reconoció el funcionario, quien dijo estar muy preocupado por este problema. “Sabiendo que tenemos este déficit de medicamentos estamos haciendo las gestiones necesarias para que los pacientes tengan cuanto antes su tratamiento”, mencionó.

Cáncer ataca a toda la familia y a todo el sector de la sociedad.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.