300 madres adolescentes han perdido a sus hijos en el 2018

Un total de 300 abortos espontáneos entre jóvenes adolescentes se han registrado en unidades de la Secretaría de Salud de Baja California en lo que va del 2018, informó la responsable del programa de Educación Sexual y Salud Reproductiva de la dependencia, María Guadalupe Hernández Bracamontes.

Sostuvo que la mayor parte de estos abortos se dieron por complicaciones en la salud de la joven, en algunos casos incluso simples infecciones en vías urinarias, y en casi todos los casos no hubo seguimiento en el control prenatal que se ofrece en Centros de Salud.

La enfermera explicó que la norma, en mujeres parte de esta población de edad que difícilmente acude de forma voluntaria a unidades de la dependencia, es que acuden cuando ya el aborto es prácticamente completo, habiéndose presentado sangrado. Lo que queda por hacer es la revisión de rutina y limpieza.

Este fenómeno no es diferente a las estadísticas que se presentan en general en atenciones a embarazadas en la dependencia alrededor del año, donde el 85 por ciento de quienes acuden a su primera consulta de control natal completan todo el esquema que les plantea su médico.

En el caso de quienes sufren un aborto, explicó la funcionaria, acuden a la unidad de salud generalmente entre las semanas 10 y 12, más o menos en los meses dos y tres del embarazo. Esta situación se da generalmente en menores de entre 15 y 17 años.

En el marco del taller de Capacitación que se dio a maestros en torno a la educación sexual, Hernández Bracamontes sostuvo que la concientización del tema entre los adolescentes y la difusión de sus derechos sexuales son herramientas básicas para combatir este problema, pues representa un riesgo a la salud el que jóvenes de esta edad atraviesen por un embarazo no planeado.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.