Mexicali, Baja California.- El proceso electoral para elegir a quien encabezará la dirigencia de la Sección 37 del SNTE está destinado a ser histórico, ya sea por el inédito formato en el cual los agremiados decidirán mediante el voto directo a su candidato preferido, o por las irregularidades que esta noche han sido documentadas y denunciadas, las cuales mantenían esta madrugada a decenas de trabajadores de la educación a las afueras del edificio sindical a manera de presión. Las inconsistencias en el padrón podrían representar más del 10% del mismo, por lo que el fantasma de los dados cargados ronda a unas horas de iniciar la elección.

Quien será el relevo de la actual Secretaria General de la sección local del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, saldrá de entre la profesora Susana Rangel Acosta, abanderada de la Planilla Magenta; José Alfonso López Chávez, representante de la Planilla Naranja, y  Ampelio Íñiguez Arellano, este último señalado como el más cercano a la actual dirigente de la 37.

Susana Rangel Acosta, candidata a la Sección 37 del SNTE. Foto: ElCachanilla.com

Se trata de una elección histórica, debido a que por primera vez en la historia del magisterio en Baja California, será a través del voto directo de los agremiados, como se decidirá a su futuro dirigente.

Sin embargo, los nubarrones se han posado desde anoche sobre lo que podría ser un ejercicio democrático ejemplar, al denunciarse, por una parte, la ausencia en el padrón oficial de cientos de agremiados a la Sección 37 del SNTE, y por otra, la aparición del nombre de otros tantos que pertenecen a otros sindicatos estatales, lo cual poner en evidencia un intento de favoritismo hacia alguno de los candidatos al momento de acudir a votar.

Profesor Ampelio Íñiguez Acosta, lidera la Planilla Blanca.

La noche de este miércoles, al final del evento de cierre de campaña de López Chávez en la Plaza Centenario, las denuncias por este tipo de irregularidades comenzaron a brotar por racimos. Del ambiente triunfalista, se pasó al llamado a defender el derecho de los trabajadores de la educación en los comicios que se desarrollarían en unas horas.

El mismo López Chávez anunció que él acudiría al edificio del SNTE 37 a pedir que se incluyeran en el padrón a aquellos trabajadores “rasurados” a quienes no se les había querido inscribir pese a ser trabajadores de esta sección, y a pedir explicaciones sobre el porqué había en el padrón nombres de trabajadores no pertenecientes a este sindicato. Decenas se sumaron a esta decisión y mantenían hasta esta madrugada, rodeado, el recién remozado edificio sindical, bajo la advertencia de no irse de ahí hasta no sanear el proceso. No se detectó presencia de sindicalizados pertenecientes a otra planilla durante la protesta por irregularidades.

El “Profe Poncho”, en su cierre de campaña la noche de este miércoles.

De quienes pertenecen a otros sindicatos y aparecieron en el padrón, hasta esta madrugada se habían documentado alrededor de mil 500 casos, mientras que los casos de trabajadores rasurados eran ya al menos 500 verificados, de acuerdo a información revelada por fuentes de la Sección 37.

En medio de opiniones de trabajadores de la educación que exigen postergar la elección rumbo a la nueva dirigencia de la Sección 37, hasta que no se cuente con un padrón confiable, los agremiados se preparan para aprovechar al máximo las cinco horas que se mantendrán abiertas las urnas este jueves para ejercer su voto en todo Baja California.

Facebook Comments