Mató a golpes a su hijastro de un año; recibió 33 años de prisión

El 30 de julio del 2015 víctima de violación y graves heridas ocasionadas por golpes en distintas partes de su cuerpo, el pequeño Dylan, de un año de edad, llegó al área de urgencias del Hospital Materno Infantil. Su familia lo llevó ahí luego de que se desmayó y comenzó a temblar. Tres días después murió.

Según sus familiares, el pequeño se había golpeado la barbilla al resbalarse y eso le había llevado a desmayarse, pero luego de varios estudios, los médicos y peritos descubrieron que había sido violado y golpeado por su padrastro, Jesús Bernabé García Irieta, de 31 años de edad, quien hoy, a casi cuatro años, recibió 33 años y seis meses de prisión como sentencia por cometer este crimen.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), a través de la unidad de Investigación de Delitos Contra la Vida y la Salud, informó que el hoy sentenciado fue encontrado culpable de homicidio calificado y violación equiparada del hijo de su pareja sentimental.

Fue el 30 de julio del mencionado año, cuando personal del Hospital General de Mexicali, reportó a la Procuraduría, que en el área de urgencias pediátricas, se encontraba un pequeño de un año siete meses, víctima de violación y que además presentaba características del síndrome de niño maltratado.

De acuerdo al personal médico el niño presentaba equimosis en la mejilla derecha y el mentón, así como equimosis y hematomas en extremidades inferiores y superiores y espalda en diferentes estadios evolutivos, además lesiones producto de una violación.

Agregando que por resultados de tomografía computada de cráneo, descubrieron que Dylan presentaba las siguientes lesiones hemorragia subracnoidea y subgaleal, hemorragia hemisferio izquierdo y región occipital

El pequeño, quien falleció el 2 de agosto como consecuencia de las graves lesiones que tenía, había sido trasladado del Hospital Materno Infantil, lugar al que fue llevado por sus familiares, para recibir atención médica después que el niño empezó a ponerse pálido y a temblar mucho, como consecuencia de una “supuesta” caída.

De acuerdo a la versión del padrastro, Dylan (quien estaba bajo su cuidado), se cayó al resbalar con agua y se golpeó en la barbilla contra el vidrio de la mesa de centro que se encuentra en la sala de su domicilio, ubicado en la calle Mariano Matamoros en la colonia Lomas de Abasolo.

La madre del niño, comentó que desconocía el motivo por el cual fue llevado al médico, ya que salió de su vivienda y que al regresar solo le dijeron que su hijo fue llevado al hospital Materno Infantil, en donde lo tuvieron por espacio de una hora aproximadamente en observación y posteriormente lo trasladaron al Hospital General, en donde murió el 2 de agosto.

Gracias a la investigación realizada por agentes y derivado de diversas pruebas periciales se pudo establecer que el imputado al quedar solo con el pequeño, lo agredió sexualmente, lo golpeó en diferentes partes del cuerpo y le provocó las lesiones en la cabeza que le provocaron la muerte, días después cuando se encontraba en el Hospital General recibiendo atención médica.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.